Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5/03/08

Inestabilidad de gobierno, derechización del PSOE y recesión podrían favorecer la relajación de la protección medioambiental 

A través de un comunicado, el candidato de Los Verdes-Grupo Verde por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Octavio Hernández, ha analizado “en prospectiva de recta final de campaña” cómo ven Los Verdes la próxima legislatura que saldrá de los comicios del 9-M. Hernández señala que “el empate técnico entre PP y PSOE refuerza la disputa por el electorado indeciso de centro y se traducirá en una inflexión conservadora del equipo de Zapatero a lo largo de la próxima legislatura”. A este respecto, el portavoz verde destaca que “en el último debate televisivo fue Zapatero quien más habló de infraestructuras y Rajoy de educación, los papeles se intercambian porque están disputándose un electorado equidistante que puede hacer que quien gane las elecciones no gane el gobierno, o viceversa”. Hernández considera que “ahora el PSOE ve un riesgo en las políticas más progresistas que adoptó en la pasada legislatura, como hemos visto con su ambigüedad en el tema del aborto, y se lanzará a restar apoyos al PP moderando su gestión y derechizando su discurso”. El candidato de Los Verdes-Grupo Verde opina que “la opción lógica de Zapatero no será un pacto a la izquierda, sino a la derecha, porque vamos a vivir la legislatura más inestable de la historia de la democracia, que tendrá traducción autonómica en gobiernos como los de Cataluña o Canarias, porque cualquiera de los dos grandes partidos podrá gobernar en cualquier momento con un cambio de apoyos parlamentarios”. Hernández considera que “una de las características más interesantes del próximo ejecutivo central es que quien logre formar gobierno no tendrá garantizado acabar la legislatura, porque la moción de censura va a cobrar un protagonismo nunca visto como oportunidad de turno sin elecciones”. Por eso el próximo domingo “cada diputado cuenta, cada acta es de oro, para evitar o propiciar un escenario de Damocles”.

Pero en el análisis sobre la prevista derechización del PSOE, Hernández no elude que “a su izquierda Zapatero no encuentra nada sólido donde asir su acción de Gobierno, porque Izquierda Unida está en caída libre, por méritos propios, y la experiencia del pacto con la Confederación Los Verdes, que nunca compartimos, ha sido un mal trago para la estabilidad parlamentaria en el último año y un desastre para la unidad de los partidos verdes”. La debilidad de Los Verdes hace que “hoy no sólo IU sino algunas otras fuerzas políticas locales poco serias aprovechen para auparse a la política verde intentando evadir su escasa relevancia social”. Los Verdes tienen por delante en esta legislatura “la lucha por su propia autonomía de partido frente a los intentos de fagocitación de una izquierda oportunista en retirada y el reto de consolidar un partido verde sólidamente implantado que se imponga a divisiones mezquinas y responda con seriedad a una sensibilidad medioambiental que así lo está demandando en nuestra sociedad”.

Recesión y medio ambiente

Para el portavoz de Los Verdes en Tenerife “gane quien gane, la recesión de la economía va a necesitar del papel inversor del Estado y el nuevo gobierno se verá empujado a desarrollar infraestructuras cuyo impacto ecológico va a quedar en un segundo plano frente a la reactivación económica”. En este sentido, a juicio de Octavio Hernández, la crisis y sus efectos sobre el desempleo y el consumo “marcarán una legislatura mala para el medio ambiente, porque refuerzan la capacidad de presión de los grupos económicos menos sensibles con el cuidado de la naturaleza, que no sólo piden vacaciones fiscales sino también vacaciones legales sobre el impacto ecológico de sus actividades”. “Lo estamos viendo ya en Canarias –apostilla- con el anuncio de Caldera de que el PSOE permitirá invertir la RIC en África, que supondrá la quiebra definitiva de la progresividad fiscal entre las rentas salariales y las de capital y una tremenda injusticia: en tiempos de crisis se permitirá que el dinero de los impuestos que las empresas de las islas no entregan a las arcas públicas se vaya fuera, los trabajadores no sólo sufrirán las medidas anticíclicas, además tendrán que pagarlas”.   El efecto de la presión de la crisis sobre el medio ambiente, según el candidato verde, ya es visible en la política del archipiélago con “las trapisondas de flexibilización que se anuncian durante la redacción de los Planes Generales municipales, los mensajes contra el intervencionismo y los controles administrativos o la exhortación para arrancar facilidades de tramitación a la actividad inmobiliaria: todo ello constituye un peligro cierto para los ecosistemas y los suelos agrícolas de las islas”.

Read Full Post »