Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 6/03/08

A través de un comunicado, Los Verdes de Tenerife han criticado la resolución publicada el pasado 22 de febrero por la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, por la que se someten a información pública “en pleno período electoral” los mapas de ruido correspondientes a las isla de Tenerife, al considerar que “contiene graves defectos que hacen imposible garantizar plenamente el derecho que tienen todos los ciudadanos al trámite de información pública”. El candidato al Senado de Los Verdes-Grupo Verde, Daniel Villalba, señala que “hay un error formal en las indicaciones de ubicación de la documentación que se expone a examen público, resultando imposible acceder a los documentos a través del Boletín”. Los documentos de los mapas de ruido se encuentran, “con irregularidades en su contenido”, en la web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial “y no en el lugar especificado en el BOC”. En opinión de Villalba, “esa documentación es confusa, contiene graves lagunas y da la impresión que se intenta cubrir el expediente con un trámite de información pública que no contiene ni la mitad de los datos previstos en la Ley del Ruido, porque los documentos carecen de contenidos fundamentales ya sea por omisión o porque se encuentran inacabados, haciendo imposible emitir un juicio cabal”. En este sentido, el candidato al Senado de Los Verdes-Grupo Verde apunta que la publicación es “solo un resumen parcial del documento final que debería ser objeto de evaluación, y no dispone los valores máximos aplicables a cada una de las áreas acústicas, ni tan siquiera realiza una zonificación acústica del territorio afectado, de manera que es imposible valorar en qué grado estarán protegidas unas u otras zonas”. Daniel Villalba denuncia también que “no se detallan los equipamientos sanitarios y educativos, ni las viviendas afectadas, incumpliendo los requisitos dispuestos en el artículo 15.2 de la Ley del Ruido 37/2003 de 17 de noviembre”. A su juicio “el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y los ayuntamientos de La Laguna y Santa Cruz, actúan por acción u omisión como si quisieran evadir las responsabilidades que la ley exige, siguiendo la experiencia de AENA con el Mapa de Ruido de Los Rodeos y escudándose en el tardío desarrollo legal de la Ley del Ruido” en los aspectos referentes a la zonificación acústica y los límites máximos de inmisión permisibles (Real Decreto 1367/2007 y Real Decreto 1371/2007). Sin embargo, destaca, en el momento de apertura del procedimiento de información pública “estas normas están ya vigentes y no pueden ignorarse sin más”. En cualquier caso, concluye Daniel Villaba, aún prescindiendo de estas últimas normas “por prudencia tenían que haberse aplicado los principios básicos de la Ley del Ruido acudiendo a la normativa sobre calidad acústica en las edificaciones, si no al Documento Básico del Código Técnico de octubre de 2007, al menos a la norma anterior de 1988 que establece unos valores orientativos para los límites en las inmisiones acústicas”.

Anuncios

Read Full Post »

El retroceso del mar, el rebase del oleaje o el incremento de la velocidad del viento por el cambio climático no se contemplaron en la evaluación del impacto ambiental 

A través de un comunicado, el candidato de Los Verdes-Grupo Verde por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Octavio Hernández, ha valorado como “parciales y especulativas” las declaraciones realizadas por la Ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, que alertó este miércoles durante su visita a las islas que su departamento prevé que las playas canarias podrían retroceder más de 50 metros en los próximos años como consecuencia del cambio climático. Hernández señala que “Narbona se ha ido al extremo para justificar la actuación de la Dirección General de Costas, porque en realidad los informes a los que se refiere señalan como más probables para el retroceso de las playas en Canarias valores de hasta 15 metros, aunque es verdad que, excepcionalmente y en el peor de los escenarios, que no es el más probable, los cambios en la dirección del oleaje, la temperatura oceánica y la velocidad del viento podrían dar lugar eventualmente a que las playas del sur de las islas alcancen retrocesos de hasta 70 metros”. El portavoz verde señala que “se deben relativizar estos datos extremos, ya que los modelos climáticos que se están empleando no describen adecuadamente estructuras espaciales tan pequeñas como las islas Canarias y hay variables que aportan un elevado grado de incertidumbre, como el coeficiente de dilatación del agua, la estacionalidad, el relieve costero y la batimetría del borde litoral”. Hernández señala que los datos reales existentes en la actualidad a partir del reanálisis de la serie del IGN en Santa Cruz de Tenerife “indican un ascenso del nivel del mar en torno a 1cm/año en las dos últimas décadas, con un incremento de 10 cm en 13 años medido en el Muelle norte de Santa Cruz, dato que contrasta con el aumento en el norte de la Península, cifrado entre 2 y 3 mm/año”. Los informes del Ministerio  prevén “para 2050 un aumento muy probable de la cota de inundación en el norte de Canarias con valores de hasta 35 centímetros, incrementando el riesgo de inundaciones”.

El puerto de Granadilla, inviable

Octavio Hernández se mostró crítico con las palabras de Narbona porque el documento resumen de noviembre de 2007 hecho público por el Ministerio de Medio Ambiente sobre “El Cambio Climático en España. Estado de Situación”, “no sólo habla de retroceso de las playas, sino también de la pérdida de la funcionalidad y estabilidad de obras marítimas” como consecuencia de la citada variación del oleaje. En concreto, el estudio publicado señala: “En cuanto a la funcionalidad de las obras marítimas se ha obtenido que es extremadamente verosímil que el rebase del oleaje sobre la coronación de las obras marítimas aumente entre un 75 y un 100% con la consiguiente reducción de operatividad en algunos de los puertos. Análogamente, en la mayor parte del Cantábrico es probable que sea necesario aumentar el peso de las piezas que garantizan la estabilidad de los diques entre un 10 y un 25%. Este problema es especialmente relevante en parte de las islas Canarias”. El portavoz de Los Verdes advierte que “la ubicación elegida para construir el puerto de Granadilla pretende levantarlo en una plataforma aplacerada que mantiene 30 metros de profundidad hasta más de kilómetro y medio mar adentro desde la línea de playa, de manera que si se cumpliera el retroceso de más de 50 metros anunciado por Narbona, toda la futura zona portuaria quedaría inundada en los próximos años”. Hernández denuncia que “todas estas previsiones relativas al retroceso del mar, el rebase del oleaje o el incremento de la velocidad del viento debidos al cambio climático no se contemplaron en la evaluación del impacto ambiental del puerto de Granadilla, que debería ser revisada”. El candidato de Los Verdes-Grupo Verde advierte que “con las mismas hipótesis de efectos del cambio climático que se están empleando para justificar los derribos en el litoral, esa infraestructura hoy por hoy no tiene futuro”. Por ello, Hernández pide a la ministra que “aplique lo que dice al puerto de Granadilla y aclare si esa obra es viable o no, partiendo de los mismos datos especulativos que tanta seguridad y contundencia han dado a Costas para justificar el desalojo de los núcleos costeros de Tenerife”.

Read Full Post »