Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11/04/08

Coinciden con el Ministro Solbes en que el sector está sobredimensionado y debe ser “corregido por el mercado”

 

A través de un comunicado, Los Verdes han valorado hoy las declaraciones que viene realizando el presidente de la patronal tinerfeña de la construcción (Fepeco), Antonio Plasencia, donde pide que las administraciones públicas intervengan en el mercado inmobiliario mediante rebajas en la imposición vinculada a la vivienda, reduciendo a la mitad el IGIC y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, en el caso de la comunidad autónoma, y las licencias de construcción, por los ayuntamientos. El portavoz de Los Verdes en Tenerife, Octavio Hernández, se mostró “partidario de la doctrina Solbes en esta cuestión”, en referencia al ministro de Economía, Pedro Solbes. Hernández recuerda que a mediados de febrero pasado el ministro se mostró “en radical desacuerdo con que el Estado deba sustituir o respaldar ante la crisis a las empresas constructoras e inmobiliarias que han apostado, de una forma más atrevida que otras, por ganar mucho dinero”. El portavoz de Los Verdes considera que “Fepeco ha destacado siempre por su crítica al intervensionismo público exigiendo deshacer la capacidad reguladora de los poderes públicos en el libre mercado, pero ahora no quieren probar su propia receta”. Hernández recuerda a Antonio Plasencia que “las empresas de la construcción ya se benefician de la Reserva de Inversiones y los precios de la vivienda y los beneficios pueden descender con cargo a esta desgravación fiscal, no puede ser que pretendan reducir más los ingresos fiscales de las administraciones públicas cuando la RIC ya desgrava aquí el 90 por ciento del Impuesto de Sociedades, porque entraríamos en el comunismo para los constructores y el salvajismo para los trabajadores”. El portavoz verde destaca que “el sector de la construcción de las islas está sobredimensionado en todos los sentidos y la crisis es una oportunidad impuesta por el propio mercado para corregir una situación que era cada vez más insostenible y peligrosa para el conjunto de la economía, por lo que la Administración debe resistir todos las presiones y arbitrar medidas que no impidan la racionalización y adelgazamiento del sector”. Octavio Hernández detalla que “desde 2001 el número de empresas constructoras ha crecido en Canarias a un ritmo del 10 por ciento anual, sumando mil nuevas sociedades al año hasta alcanzar más de 17.000 en la actualidad, en unas islas de territorio limitado donde sólo un 25 por ciento del suelo no se encuentra ya ocupado o protegido, en tanto que el número de inmobiliarias se ha triplicado”. Los Verdes rechazan la postura de Fepeco “porque choca frontalmente con el objetivo de culminar los planes generales de ordenación pendientes en más del 90 por ciento de los municipios canarios, durante cuya tramitación están suspendidas las licencias, y la idea de permitirlas mientras no estén aprobados provocaría un caos en la ordenación territorial que haría inviable el propio objetivo del planeamiento y de la legislación del suelo”. Hernández sostiene que “las nuevas rebajas fiscales propuestas por Fepeco no son medidas anticíclicas, sino antieconómicas, porque reducirían todavía más la capacidad financiera de las administraciones para afrontar las consecuencias sociales del desempleo y distorsionarían la depuración del sector en un marco de libre competencia, donde quienes no hayan sido prudentes deben afrontar las consecuencias de sus malas decisiones”. El portavoz verde apeló a “no ofender el principio de igualdad para todos ante la crisis” y concluyó que “si un empresario decidió dedicarse a una actividad fácil pero insostenible y no ha sabido administrar bien sus beneficios y privilegios fiscales de la última década, debe afrontar las consecuencias en lugar de pasarle el problema a las administraciones públicas, y le toca perder frente a los empresarios que sí han sabido prepararse para el fin de la euforia y cuentan con margen de diversificación”.

Anuncios

Read Full Post »