Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20/02/09

Una fotografía antigua muestra un gran charco de inundación que el deslinde deja fuera de dominio público en la zona del antiguo campo de fútbol de San Andrés

A través de un comunicado, Los Verdes-Grupo Verde de Tenerife han rebatido el trazado del nuevo deslinde de Las Teresitas aprobado por Orden Ministerial de 12 de febrero pasado. El portavoz de Los Verdes, Octavio Hernández, ha señalado que “la Ley de Costas es clara al señalar que las obras realizadas para ganar terrenos al mar no desvirtúan la demanialidad de los terrenos, es decir, su carácter de dominio público”. Hernández destaca que “según la Ley son de dominio público los terrenos bajos que se inundan como consecuencia del flujo y reflujo de las mareas, de las olas o de la filtración del agua del mar, aunque la inundación haya sido impedida por medios artificiales, tales como muros, terraplenes, compuertas u otros sistemas semejantes. El portavoz de Los Verdes señala que “existe una relación de simetría entre el castillo de San Andrés y el muro sur del cementerio de San Andrés, ambas edificaciones siguen un patrón de ubicación para evitar los embates del oleaje y las inundaciones naturales”. Por ello, indica Hernández, “si trazamos una línea imaginaria siguiendo el muro del lado del mar del cementerio hasta el castillo, hallaremos donde se situaba la zona de inundación, que demostraría que gran parte del antiguo campo de fútbol se construyó en dominio público”. Octavio Hernández destaca que “esta sería la referencia del deslinde según la Ley de Costas, porque el campo de fútbol enterró parcialmente una zona de inundación”. Sin embargo, Costas respondió a todas las alegaciones que “no ha quedado acreditado que el campo de fútbol se inundara”. Hernández insiste, sin embargo, en que “los terrenos naturalmente inundables cuya inundación de las mareas ha sido impedida por métodos artificiales son dominio público marítimo-terrestre y el campo de fútbol constituía un obstáculo artificial, se extendió un terraplén después amurado sobre una zona encharcada e infiltrada casi permanentemente por el mar; la existencia de obras, como el aparcamiento de la actualidad, no desvirtúa la demanialidad de los terrenos”.

Prueba fotográfica

Los Verdes explican que “para determinar el alcance del mar, tanto en los grandes temporales como en las mayores mareas, se deben emplear en primer lugar las referencias comprobadas de que se disponga, y el propio Ministerio de Medio Ambiente recomienda especialmente el archivo fotográfico histórico”. Sin embargo, no existen fotografías aéreas oficiales anteriores a 1956. La fotografía más antigua de la desembocadura del barranco de San Andrés de la que dispone GRAFCAN es de 1962 “con el campo de fútbol ya construido”. Octavio Hernández aporta, sin embargo, “una fotografía oblicua, la única conocida, que se encuentra en el archivo fotográfico de la FEDAC y es perfectamente accesible, de cuando todavía no se había entullado la zona de inundación para hacer el campo de fútbol”. Esta fotografía, señala Hernández, “prueba que la referencia para situar el deslinde probable se debió obtener trazando una línea imaginaria entre el muro sur del cementerio y el castillo de San Andrés, pues de hecho en la fotografía si trazamos esa separación queda del lado del mar una zona encharcada en torno al canal del barranco, coronada por un gran charco visible a simple vista y poblada de vegetación halófila, adaptada a la salinidad como los saladares que crecen en otras playas del litoral canario”. Octavio Hernández destaca que “a esta zona se la llama todavía la Boca del Charco y los técnicos de Tragsatec debieron preguntarse por qué, cuál era ese charco, dónde se encontraba y cuánto abarcaba”. En la fotografía puede apreciarse que la zona de inundación ocupaba hasta la mitad del campo de fútbol que se construyó después: “en la fotografía, en esa parte no se aprecia actividad agraria y hay un camino que la separa de una finca agrícola que queda por encima; ese camino se alinea con el muro del cementerio y con el castillo, indicándonos de hecho el probable deslinde”.

Costas se contradice

La fotografía del archivo histórico de la FEDAC “permite explicar por qué al construir el campo de fútbol se dejó abierta la esquina inferior derecha, más cerca del mar, pues coincide con la zona donde antes había siempre un charco, un punto que estaba inundado antes por el agua casi permanentemente, como de hecho siguió ocurriendo después de entullarlo con el terraplén”. El nuevo deslinde aprobado por Costas “traza una línea desde la esquina más próxima al mar del cementerio hasta la esquina del campo de fútbol, dejando fuera del dominio público aquella zona que se encharcaba”. Según Octavio Hernández “el propio diseño y las obras del aparcamiento demuestran que el proyectista sabía muy bien que el mar llegaba hasta ese lado”. Si observamos las ortofotos de 2005 y 2006 –continúa Hernández-, “vemos cómo en las obras primero se hizo una carretera que bordeaba y evitaba la antigua zona de inundación, dejando del lado del mar el cuarto derecho del campo de fútbol”. Más tarde, se desechó esa vía y se construyó otra más cerca del mar “separando el edificio de aparcamientos más cerca de la playa artificial”. Por último, “se corta también esta carretera y se desvía el tráfico por detrás del mamotreto”.

Octavio Hernández destaca que “el nuevo deslinde desmiente a la propia Demarcación de Costas cuando ordenó paralizar las obras del edificio, porque todas aquellas obras se encontraban dentro del muro del antiguo campo de fútbol, hasta la rotonda prevista sobre la que se extendió el aparcamiento, y ahora el deslinde pasa por fuera de ese muro, tomando su esquina inferior derecha como referencia”. Con este nuevo deslinde, concluye Hernández, “la Dirección General de Costas no sólo incumple la Ley de Costas, porque deja fuera una zona que se inundaba antes de construirse el campo de fútbol, sino además se desdice y contradice totalmente sus propios informes y órdenes de paralización de los aparcamientos, pues con este deslinde, si hubieran continuado las obras, no se habría invadido el dominio público”.

Los Verdes-Grupo Verde consideran que Costas ha actuado “con arbitrariedad, desoyendo las evidencias, admitiendo un estudio técnico claramente deficiente”. Los recursos al deslinde, concluye su portavoz, “están totalmente justificados y amparados por la Ley de Costas”.

Imágenes:

FEDAC San Andrés (sin leyenda)
FEDAC San Andrés (con leyenda)

Mamotreto 2005
Mamotreto 2006
Mamotreto 2008

Anuncios

Read Full Post »