Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Hospital Universitario de Canarias’

 

Advierten que la alarma generada “también puede provocar muertes al condicionar la conducta y atención de los enfermos”

 

A través de un comunicado, Los Verdes de Tenerife han valorado “muy negativamente” la polémica pública sobre la mortalidad por cardiopatía en el Hospital Universitario de Canarias, advirtiendo que la alarma generada “también puede provocar muertes al condicionar la conducta y atención de los enfermos”. El portavoz de Los Verdes en Tenerife, Octavio Hernández, considera “lamentable la politización que ha hecho el PSOE con este delicado asunto desde que Teresa Morales presentó una pregunta parlamentaria sin pensar en las consecuencias” y asegura que “no entiendo qué hace la consejera insular Ana Lupe Mora interviniendo sin la debida precaución, discreción y prudencia que requiere un tema tan sensible, si no es que pretende lavar su imagen por otros asuntos que nada tienen que ver con la atención hospitalaria”. Hernández señala que “no corresponde a los partidos políticos establecer las causas de los índices de mortalidad en los distintos servicios hospitalarios, pero desde que este tema se politiza y se genera una alarma social obliga a que nos pronunciemos porque se puede dañar a la sanidad pública, a un servicio esencial y a los propios enfermos, y eso sí tiene relevancia política”. Hernández advierte que “resulta muy llamativo que existiendo un antecedente demostrado de conflicto laboral en el departamento afectado, y siendo de dominio público que Canarias presenta singularidades epidemiológicas muy marcadas en los indicadores de enfermedades coronarias por causas genéticas, sociológicas, demográficas e incluso estadísticas, se atribuya de manera preferente a una mala praxis profesional y se personalice en el personal del servicio unos datos sobre mortalidad que deben ser tomados con extrema precaución”. El portavoz verde señala que la diabetes mellitus y el síndrome metabólico asociado, los valores  de colesterol y lipoproteínas, determinados genotipos, el envejecimiento de la población, el sedentarismo en hombres y mujeres, la hipertensión, obesidad y sobrepeso, el tabaquismo y otros factores “no son iguales en todos los territorios a efectos estadísticos y de evaluación de los servicios hospitalarios de cardiología, y colocan a Canarias en una posición especial y superior respecto a la media estatal en morbimortalidad por cardiopatía isquémica y diabetes mellitus”. Además, señala, “al igual que se ha planteado en las islas Baleares, hay cuestiones estadísticas en el censo de población extranjera atendida por cardiopatías que inciden en el cálculo de los indicadores”. Según destacan Los Verdes, estudios recientes atribuyen los importantes riesgos coronarios que padece específicamente la población canaria a la elevada prevalencia de estos factores, explicando así la posición de las islas en las estadísticas de mortalidad por cardiopatía isquémica. Según estos estudios, Canarias se encuentra en el grupo de cabeza de mayor mortalidad cardiovascular junto a Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Baleares, con la tasa más alta de mortalidad por enfermedad isquémica del corazón y una tasa por enfermedad cerebrovascular relativamente baja. El riesgo coronario en las islas es muy superior al de otras poblaciones, acercándose más a cifras de Estados Unidos que de la propia Unión Europea “cuando en España la tendencia de las tasas de morbilidad hospitalaria de las enfermedades del aparato circulatorio se ha acelerado y ha ido en constante aumento en los últimos, absorbiendo incluso la reducción por diagnóstico precoz y nuevos avances médicos”.

Octavio Hernández estima que con esta situación, “si descontamos estos factores en los datos que se han conocido sobre el funcionamiento del Servicio de Cirugía Cardiaca del hospital Universitario de Canarias, nos parece demasiado forzado que deba atribuirse de manera directa a mala praxis médica la diferencia con las tasas medias o con otros territorios y poblaciones, y mucho más descabellado es relacionar esto con la gestión de unos u otros partidos al frente de la Consejería de Sanidad”. Hernández concluye que “aventurarse en guerras intestinas de departamento para alimentar batallas entre partidos, a costa de quemar todavía más a nuestro escaso personal especializado, no parece la mejor manera de mejorar la calidad de los servicios públicos sanitarios”.

Anuncios

Read Full Post »